2 Section

Mariano Rodriguez

En otoño de 1966 llega un tren a la Estación Central de Estocolmo con Mariano Rodríguez, procedente de Salamanca, tierra con fama de buen comer. Estocolmo era en aquellos tiempos un lugar donde muy pocos comían fuera de casa. Por entonces se ofrecía la típica cocina casera y en los pocos restaurantes exclusivos existentes un menú continental. Mariano había crecido en una zona rural, donde su madre, la señora María, cocinaba en las bodas y fiestas del pueblo, utilizando los productos que ellos mismos habían cultivado o criado en su corral. En sus comienzos se dedica a trabajar en restaurantes y hoteles, pero echa de menos los sabores y aromas de su tierra natal y sueña con introducirlos en las cocinas suecas. Aceites afrutados, aceitunas, jamones ibéricos… . En 1984 le ofrecen un restaurante en el que, por fin, se puede establecer y cumplir sus deseos.

Una vez establecido, dedica los siguientes años a ampliar hasta siete los restaurantes en propiedad. En 1995 funda Viña Española y en 1997 Salmantinos Delikatesser. Estas dos últimas empresas se dedican a la importación de productos de alta calidad y poca producción, elaborados con ingredientes basados en sentimientos, que solo son satisfechos al conseguir algo genuino, artesano y, sobre todo, de calidad sobresaliente. Si no encuentras a Mariano aquí atendiendo a clientes y proveedores o en los locales de enfrente entre sus adorados productos, es que se encuentra en España a la busca de nuevos sabores y aromas.

En 2012 Mariano Rodríguez y Salmantinos Delikatesser reciben un homenaje por su labor y mérito al desarrollo de la Gastronomía de la Fundación M. Sandhal.

En 2014 entregaron a Mariano Rodríguez la Medalla al Mérito del Trabajo del Gobierno de España por su labor de divulgación de la gastronomía española en el extranjero. A día de hoy, gracias a la contribución de Mariano, Estocolmo es una ciudad donde se puede disfrutar de todos aquellos sabores que España ofrece.

Somos una empresa familiar y de esta manera trabajamos con clientes y proveedores, todo como una familia grande.
The Spanish way!